miércoles, 21 de octubre de 2009

Raviolis de calabacín con pesto de orégano

Como hace tiempo que tengo el blog un poco abandonado, he querido cocinar algo especial para subirlo hoy y compartirlo con todos vosotros, así que.... este es el plato final. ¡Espero que os guste!
Ingredientes (para 2 personas)
2 calabacines
3 dientes de ajo
200 gr setas (yo he usado de cardo pero podéis utilizar shitake, champis, ...)
200 ml nata vegetal (en mi caso de arroz)
1 chorrete de vino dulce (Oporto)
1 cucharadita de crema de cacahuete
orégano
sal
pimienta negra
nuez moscada
pimentón rojo picante
aceite de oliva
semillas de sésamo
Elaboración
Pela y lamina los 2 dientes de ajo (reserva el otro) y ponlos a dorar en una sartén con 2 cucharadas de aceite. Mientras corta a tiras las setas e incorpora a la sartén (reserva unas pocas 2 o 3). Cuando se hayan dorado un poco, añade el vino dulce y deja que reduzca hasta que se evapore el alcohol. Entonces incorpora la nata, salpimenta y echa una pizca de nuez moscada. Deja cocer hasta que espese y apaga el fuego. Cuando se haya templado, coloca la salsa en el vaso de la batidora y tritura bien. Añade la cucharadita de cacahuete y vuelve a batir. Reserva.
Lava y seca muy bien los calabacines. Para hacer el siguiente paso, lo ideal es tener una mandolina para cortar a láminas muy finas el calabacín, pero como yo no tengo, al igual que mucha gente, lo cortaremos a mano y con mucho cuidado. Has de cortarlo a láminas a la larga (desechando la primera y la última que, prácticamente, es todo piel) lo más finas posible. Cuando las tengas todas, ásalas en una sartén hasta que adquieran un leve tono dorado.
Para montar los ravioli, necesitarás dos tiras de calabacín. Colócalas en forma de cruz, pero el centro no ha de estar en el medio simétrico, sino abajo a la derecha (como en el esquema). Echa un poco de relleno en el cruce de las dos tiras y comienza a cerrarlas cruzando una cada vez. Cuando hayas montado todos los ravioli, colócalos cada uno en su plato y esparce por encima las setas que habías reservado y que deberás haber dorado previamente. Añade una pizca de pimentón rojo picante y de semillas de sésamo por encima de los platos e introdúcelos, durante 7-8 minutos, en la parte de arriba del horno (precalentado a 170ºC) para que se calienten.
Para el pesto, pela y machaca el diente de ajo en un mortero. Incorpora un chorrete de aceite y orégano picado. Mezcla bien.
En el momento de servir, riega cada plato con un poco de pesto y añade una pizca de cristales de sal o sal gorda por encima de cada ravioli. Bon profit!

2 comentarios:

  1. ¡Chica, están espectaculares!

    Los vi hace poco en forovegetariano.org y me dije que tenía que hacerlos un día. Hoy tenía un paquete de tofu abierto en la nevera y en seguida he recordado la receta. O sea que la he releído y la he seguido al pie de.... esto, bueno, en realidad he hecho lo que me ha dado la gana: he hecho los ravioli sin vino ni pimentón, y les he puesto shiitake, tofu y nueces. ¡Pero qué buenoooooos!

    Gracias por la receta :)

    ResponderEliminar
  2. Muchísimas gracias!
    Lo bueno de esta receta es que lo puedes rellenar prácticamente con lo que quieras.
    Me alegro mucho de que te hayan gustado...besos!

    ResponderEliminar

Blogging tips