martes, 20 de marzo de 2012

Pizza de espelta a la brasa




Sí, sí, habéis leído bien. ¡A la brasa!

Esta receta la he cogido prestada de un blog culinario que para mí es todo un referente: My New Roots. Y  es que cuando la leí, automáticamente se me quedó gravada para cuando tuviese la oportunidad de hacerla.

Y así ha sido, estos días hemos tenido ocasión de cocinar a leña paellas, fideuà, parrillada,...(todo vegan!) pero lo que no se nos podía pasar era la pizza.

También se puede cocinar al horno (a 200ºC), pero si tenéis la oportunidad de hacerla a la brasa, hacedla, porque el aroma y textura que le aporta la leña no se lo da el horno.

Bueno, pues aquí os dejo la receta (he variado un poco los ingredientes de la original) de... EL SUMMUM DE LAS PIZZAS!






INGREDIENTES (2 pizzas grandes)

Para la masa:

3 tazas y 1/2 de harina integral de espelta
1 taza y 1/2 de agua templada
25 gr de levadura fresca
3 cucharadas de aceite de oliva
1 cucharadita sal

Para el relleno (a vuestra elección):

Yo le puse:
salsa de tomate casera
queso vegetal para fundir
espinacas frescas
hojas de albahaca
pesto de piñones y albahaca
pimienta negra recién molida







ELABORACIÓN

Lo primero es preparar la masa.

Vierte la harina en un bol y mezcla con la sal.
Disuelve la levadura en el agua templada y deja que fermente unos 5 minutos hasta que comience a salir espuma en la superficie.
Crea un hueco a modo de volcán en la harina y vierte el agua poco a poco. Añade también el aceite de oliva. Remueve con una cuchara hasta que la harina absorba toda el agua.
Amasa con las manos como mínimo unos 15 minutos seguidos, sobre una superficie enharinada. La masa debe quedar esponjosa y no ha de pegarse a las manos.
Cuando esté, forma una bola y colócala otra vez en el bol. Cubre con film y deja que leve 1 hora en un sitio templado.

Pasado este tiempo, habrá duplicado su volúmen. Colócala en la superficie de tabajo, aplástala un poco y pártela en dos. Forma las bases de las pizzas a partir de estas 2 bolas de masa, con la ayuda de un rodillo. No las dejes muy finas.

Colócalas sobre una parrilla y ponlas sobre las brasas (no debe de haber fuego), a una distancia prudencial, puesto que si no se quema en seguida. Vigílalas cada dos por tres. Cuando estén por ese lado (aprox 5 minutos después), gíralas y reparte, en la parte ya cocida, todos los ingredientes sobre la pizza (salsa de tomate - queso vegetal - espinacas - albahaca - pesto - pimienta negra). Vuelve a colocarlas sobre las brasas y espera a que se hagan por ese lado (otros 5 minutos).

Una vez doradas... ¡a comer!
 







4 comentarios:

  1. Una forma estupenda para ahorrar en recursos sin horno.
    Me encanta lo que le pusiste.
    Un saludito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!

      Es que cocinar con leña tiene un encanto especial que te devuelve a tiempos pasados. ;)

      Besitos!

      Eliminar
  2. Me encantaría prepararla de esa manera.Todas las que he preparado han sido en horno de gas.,Un día lo intentaré.Saludos desde México.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando lo consigas... ya me cuentas qué tal! ;)

      Besitos!

      Eliminar

Blogging tips