12/1/12

Guacamole



El guacamole es una salsa de origen azteca que se preparaba moliendo aguacates (ingrediente principal) en un mortero y era muy apreciado por su alto contenido en vitaminas y calorías.

La receta que os presento aquí es una variante de la original, puesto que a mí me gusta más troceado que molido, pero aún así, no dejéis de probarlo porque no os defraudará.

¡Ah, por cierto! Me considero una fan total del guacamole y es idóneo para: verano, invierno, cenas informales, dipear, como entrante,... sea como sea...  uuummmmhhhhh!

INGREDIENTES (para 4 personas)

2 aguacates medianos (en su punto de maduración)
1 cebolla morada
2 tomates medianos
unas ramitas de cilantro fresco (si no tienes, puedes usar perejil fresco)
1/2 limón
sal marina/Himalaya
pimienta negra recién molida
2 cucharadas de aceite de oliva

Para acompañar: nachos de trigo o maíz, pan tostado, tortillas de maíz,...


ELABORACIÓN

Corta por la mitad los aguacates. Deshuesa y pela. Corta en trocitos pequeños y ves colocádolos en un bol.
Exprime por encima el medio limón. Esto evitará que se oxide y ennegrezca el aguacate.

Pela y pica la cebolla morada. Añade al aguacate.

Lava y trocea los tomates y mezcla con los demás ingredientes.

Pica el cilantro. Añádelo al guacamole junto con sal y pimienta al gusto,  y el aceite. Remueve para que se mezclen los sabores.

Refrigera una media hora en el frigorífico y después acompáñalo con lo que más te guste.

NOTAS
En las imágenes el guacamole está acompañado de unas tortillas de maíz cortadas a trozos y doradas a fuego lento en una plancha sin aceite.



4 comentarios:

  1. A mi también me vuelve loca el guacamole, y el tuyo tiene una pinta tremenda!!! Qué hambre me ha entrado. Me apunto la receta, porque yo varío las cantidades de ingredientes, supongo que al dejarlo sólo troceado puedes variar un poco más. Yo no pongo tanto tomate porque sino me sale anaranjado al triturarlo.

    Un abrazo!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Amo el guacamole, bah, el aguacate en cualquier preparación, tiene una textura ideal que va muy bien en diferentes preparaciones. Yo para hacer guacamole piso el aguacate con un tenedor, así no queda ni en trozos ni hecho una pasta que tampoco me agrada. Y en lugar de cilantro (no puedo superar el sabor a jabón que le siento) le pongo una pizquita de comino.
    Hermosas tus fotos :)

    ResponderEliminar
  3. Pero... qué tiene el aguacate que nos vuelve locas?!

    Lo bueno del guacamole es que podemos variarlo a nuestro gusto perfectamente... uummmhhh qué rico!

    Gracias chicas, los vuestros también tienen muy buena pinta!

    ResponderEliminar
  4. Desde México te mandaría unos chilitos porque el guacamole con chile mejora diez veces más...:)) Me gustan mucho tus recetas.

    ResponderEliminar

Blogging tips