martes, 12 de mayo de 2009

Arroz caldoso

Como me encuentro en estos momentos saliendo de un resfriado primaveral terrible, el cuerpo me ha pedido un plato calentito, de los que se comen con cuchara, y que ayuda al organismo a restablecerse después de un gran esfuerzo.
Esta receta está basada en un plato típico de mi tierra (Valencia) que es el arroz caldoso. Existen muchas variedades de arroz caldoso, casi tantos como valencianos y levantinos que los cocinan, puesto que cada uno varía la receta a su gusto y en base a los productos de temporada. Los más conocidos son: l'arròs amb fésols i nabs (el arroz con alubias y nabos), l'arròs amb bledes (el arroz con acelgas) o l'arròs caldós amb pollastre (arroz caldoso con pollo), pero que en mi caso lo he veganizado.





Ingredientes (para 2 personas)

4 puñados de arroz integral
2 dientes de ajo
2 ñoras secas
unas hebras de azafrán
1 cebolla
1 zanahoria
un puñadito de guisantes (50 gr)
un puñado de judías verdes de Herradura o Garrafal (50 gr)
un puñadito de garbanzos cocidos
100 gr de brócoli o brécol
4 cm2 de alga wakame
3 cucharadas de tomate triturado
1-2 hojas de acelgas
aceite de oliva
sal
cúrcuma
pimentón dulce
agua (como el triple y un poco más que de arroz)

Elaboración

Pica los dientes de ajo y dóralos en una cazuela con un poco de aceite, junto con las hebras de azafrán y la carne de las ñoras que habrás extraído anteriormente. Para extraer esta carne del pimiento, necesitarás haberlos puesto a remojo unos 10-20 minutos aprox., abiertos por la mitad y sin pedúnculo ni semillas. Entonces cuando se haya rehidratado la carne, con una cucharilla la vas separando de su piel.
Cuando adquiera un tono doradito sácalos de la cazuela escurriendo muy bien el aceite. Coloca el ajo y la carne de las ñoras sofritas en el mortero y realiza un majado junto con un poco de sal. Reserva.
Pela y pica muy fina la cebolla y sofríe en la cazuela junto con el aceite anterior. Cuando comience a trasparentar añade la zanahoria pelada y troceada. Remueve.
Al cabo de unos minutos incorpora los guisantes y las judías verdes a trozos medianos. Deja hacer unos minutos. Añade el tomate triturado junto con una pizca de azúcar y un poco de pimentón dulce. Remueve y deja que se sofría el conjunto.

Cuando el tomate esté cocinado añade el agua y el arroz integral previamente lavado. Incorpora también el majado y rectifica de sal. Colorea el caldo con una pizca de cúrcuma en polvo. Tapa la cazuela y cocina a fuego medio.

Cuando rompa a hervir, baja el fuego y añade los ingredientes restantes: los garbanzos, las acelgas troceadas junto con sus pencas, el brócoli y las algas troceadas. Vuelve a tapar y deja que hierva con el fuego bajo durante unos 35-40 minutos aproximadamente. De todas formas, estate pendiente comprobando la consistencia del arroz para que no se pase y no se quede sin caldo.

Apaga y deja reposar tapado unos 5 minutos cuando veas que se encuentra en su punto. Sirve en plato hondo y, como decimos por aquí.... Bon profit!

Notas

Es un plato muy completo, ya que encontramos por un lado el cereal (arroz) y por el otro las legumbres (guisantes, garbanzos, judías verdes) creando un conjunto de alto valor biológico en lo que a las proteínas se refiere. Y si además contamos con las vitaminas y minerales extraordinarios que contienen el brócoli y las algas, el plato es casi inmejorable. Ah! y qué decir de las propiedades de la cúrcuma.

Para los que no sepáis lo que son las ñoras os los explico:
son pimientos más bien pequeños y regordetes, originarios de Murcia e imprescindibles en la cocina mediterránea. Son de piel muy gruesa, sabor muy dulce e ingrediente imprescindible en salsas como el romesco. El uso de las ñoras es antiquísimo y el procedimiento para su uso culinario aún se conserva. Las ñoras secas dan color y aroma a muchos guisos, arroces y salsas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogging tips