sábado, 11 de abril de 2015

Paté de pimiento y tomates secos [Sobrasada vegana]





Hace unos días me trajeron de las tierras de Murcia unos cuantos pimientos secos. No era el típico pimiento gordito y corto, sino que más bien parecía un cuerno de lo estrecho y largo que era.

Como ya sabéis, el secado es un método de conservación tan antiguo como el ser humano. Consiste en extraer el agua de los alimentos por evaporación (por exposición al aire, al sol, al viento, ahumado,...). Esto inhibe la proliferación de microorganismos y dificulta la putrefacción del mismo. 

Y bien, como también tenía unos tomates secos y frutos secos, decidí hacer este paté vegetal que nos puede recordar (a los que lo hayamos probado) el sabor del chorizo o sobrasada. Esto es debido al conjunto de especias que también aparece en la preparación de estos alimentos.

Este paté podéis usarlo tal cual, para untar en pan, tostadas o biscotes, o en preparaciones de bocadillos, para rellenar canapés de hojaldre o bastoncillos, e incluso para darle una nota de sabor a la pasta o a unas patatas.

Bueno, espero que os guste y os sorprenda tanto como a mí.



 1

Paté de pimiento y tomates secos [Sobrasada vegana]


INGREDIENTES (para un vasito)

6-8 tomates secos
1 pimiento seco
1 buen puñado de almendras peladas y unos piñones (o nueces, o piñones, o anacardos...)
1 diente de ajo
1 cucharadita de pimentón (en mi caso usé ahumado, que le aporta aún más sabor)
1/2 cucharadita de orégano
pimienta negra recién molida
sal de marina / del Himalaya
1-2 cucharadas de aceite de oliva (de 1ª presión en frío)

ELABORACIÓN

Limpia el pimiento entero bajo el chorro del agua (esto es para eliminar los restos de polvo que haya podido acumular en todo el tiempo de secado). Córtalo en 2 o 3 trozos grandes y sumérgelos en un bol con agua para que se hidraten. En otro recipiente pon los tomates secos.
Deja hidratar una media hora.

Cuando se haya hidratado la carne del pimiento, escúrrelo y extráela con la ayuda de una cuchara, rascándola para separarla con cuidado de su piel. Reserva.
Los tomates no hace falta que los peles.

Pela el diente de ajo. Introduce en la picadora (o vaso de la batidora) junto con las almendras y los piñones. Pica todo el conjunto.
Añade ahora los tomates hidratados, la carne del pimiento, la sal, la pimienta, el orégano y el aceite de oliva. Vuelve a triturar todo el conjunto hasta obtener una pasta homogénea.

Corta unas rebanadas de pan y... ¡A disfrutar!



8 comentarios:

  1. que rico tiene que estar esto! me lo copio con tu permiso!! besos y a seguir con estas recetas tan ricas!

    ResponderEliminar
  2. Magnifica receta en serio. Acabo de hacerla y me sorprendió muchísimo, sabe como la sobrasada original. Me ha venido de perlas porque aveces sueño que me como una hamburguesa o un bocadillo de beicon y me despierto con cierto antojo a carne pero tu receta me lo ha quitado por completo. ;) Espero que sigas subiendo ideas tan buenas para ayudarnos a los nuevos a no tirar la toalla. ❤(っ^▿^)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta que te haya gustado, y tienes toda la razón... sabe como la original!

      Por lo demás, tranquila, que lo de soñar y tener tentaciones se pasa con el tiempo ya que al final ni recuerdas ese tipo de alimentos, pues a diario comes variado y rico.

      Muchas gracias por tu comentario! Besitos! :)

      Eliminar
  3. Delicioso, este no tarda en caer, compro tomates secos siempre que puedo, me flipan!

    ResponderEliminar
  4. Que pinta tiene!!!
    Una pregunta, ¿las almendras son crudas?
    No se de que manera se hace mejor.
    Muchas gracias por tu aportación culinaria ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Sí, los frutos secos me gusta utilizarlos crudos para preservar sus enzimas.

      Ya me contarás! Besitos!

      Eliminar

Blogging tips