martes, 24 de noviembre de 2015

Crema de rebollones y zanahoria

Crema otoñal de rebollones y zanahoria
 


Hace unos días, mi suegro me trajo una cajita de rebollones (Lactarius deliciosus - También conocidos como rovellones o níscalos) que había recolectado él mismo del monte. Esa misma noche, nos preparamos un plato de rebollones a la plancha con picadillo de ajo y perejil buenísimos.

Pero lo que tenía ganas de preparar, era una deliciosa crema vegana con estas setas otoñales.

Tenéis que probar esta crema que, os aseguro, os ayudará a entrar en calor en estos días de frío polar. Es una crema con un sabor muy intenso y terrestre, que recoge matices otoñales gracias a la presencia de las setas de esta época del año.

La zanahoria le aporta una dulzura que se equilibra completamente con el sabor de las setas, resultando aún más sabrosa.

Con las fiestas navideñas a la vuelta de la esquina, os propongo esta receta vegana para esas cenas y comidas especiales y familiares, ya que un plato de caliente y de cuchara siempre es un acierto en esas fechas.

¿Quién de vosotr@s soléis recolectar setas silvestres?


Crema otoñal de rebollones y zanahoria
Imagen superior extraída de Wikipedia Commons



1

Crema vegana de rebollones y zanahoria [Crema otoñal]


INGREDIENTES (3-4 personas)

6-7 rebollones/níscalos de tamaño medio
2 zanahorias
2 puerros
1 patata mediana
1 diente de ajo
1 cucharada de aceite de oliva (de 1ª presión en frío)
Sal del Himalaya o marina
Pimienta negra recién molida
Agua

Para la parte de arriba:
2-3 rebollones
1 diente de ajo
1 cucharada de aceite de oliva (de 1ª presión en frío)
Sal del Himalaya o marina
Pimienta negra recién molida



ELABORACIÓN


Pela un diente de ajo y pícalo junto el puerro. Pocha en una cazuela con 1 cucharada de aceite de oliva hasta que se ablande.

Limpia las setas con un paño humedecido para quitar restos de tierra y hojas de pinos,... Lamina los rebollones e incorpóralos a la cazuela. Saltea a fuego medio (con cuidado de qur no se queme el puerro) hasta que las setas comiencen a dorarse. Añade en este momento las zanahorias laminadas y la patata troceada. Salpimienta y cubre los ingredientes con el agua justa (hasta que queden sumergidos). Tapa y deja hervir unos 20 minutos.

Tritura todo el conjunto con la ayuda de una batidora (de brazo o de vaso) y rectifica, tanto de sal como de pimienta.

Trocea los 2 o 3 rebollones y saltéalos en una sartén bien caliente con 1 cucharada de aceite y el diente de ajo picado, hasta que se doren y queden crujientes. Salpimienta y sirve la crema con unas cuantas setas salteadas por encima. Riega con unas gotas del aceite donde se han hecho los rebollones.

¡Tomar bien caliente!


Crema otoñal de rebollones y zanahoria

2 comentarios:

  1. Se ve deliciosa la receta, a mi el otro día me trajeron unos niscalos silvestres que mi madre se molestó en guisar y estaban de maravilla. Si te gustan las setas te las recomiendo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!

      Son la misma seta: níscalos, rebollones o rovellones. Y tienes toda la razón ¡están buenísimas!

      Gracias guapísima! Besitos!

      Eliminar

Blogging tips