lunes, 29 de febrero de 2016

Tarta especiada de zanahoria con nata de coco [¡Mi tarta de Cumpleaños!]

Tarta vegana especiada de zanahoria con nata de coco.




Buenísisma!!!!!!!!!!!!!!!!

Como no podía ser de otra forma, el viernes pasado me preparé para mi cumpleaños la famosa Carrot Cake pero eso sí, con unos cuantos retoques.

Me inspiré en una de las recetas de Sarah Britton del blog My New Roots, que os recomiendo fervientemente, y que adapté a la temporada de zanahorias en la que nos encontramos ahora mismo.

¡He de decir que nos ha encantado esta tarta!

Parece muy laboriosa, pero realmente no necesita mucho tiempo de ejecución. Además, el resultado final bien merece la pena, ya que la jugosidad del bizcocho junto con la suavidad y dulzura de la nata de coco crea una explosión de sabores para el paladar... Ummmhhhh!!!!

Además, ¡ya veréis como sorprende a todo el mundo!

Bueno, no podía esperar más para compartir con tod@s vosotr@s la gran receta de Mi tarta de Cumpleaños y daros las gracias por seguir conmigo tras todos estos años.

Como ya sabéis, no suelo subir fotos mías al blog, pero no podía evitar ésta en la que aparecemos al completo y se me nota lo orgullosa que estoy de ellos y lo feliz que me hacen cada día. Os quiero!!!

¡¡¡¡Un besazo muy fuerte!!!!



Tarta vegana especiada de zanahoria con nata de coco.


Vegan Carrot Cake. Tarta de cumpleaños vegana .

Tarta especiada de zanahoria y nata de coco 

[¡Mi tarta de Cumpleaños!]


INGREDIENTES

Secos:
200 gr. de harina integral de espelta
100 gr. de harina blanca de espelta
150 gr. de azúcar integral de caña (o azúcar de coco)
1 cucharadita de bicarbonato en polvo
1 cucharadita de levadura química
Pizca de sal marina/Himalaya.
100 gr. de nueces troceadas.

Especias: 1 cucharadita de canela; 1 cucharadita de vainilla en polvo; 1/2 cucharadita de nuez moscada; 1/2 cucharadita de clavo en polvo; 1 cucharadita de jengibre en polvo.

Húmedos:
300 gr. de zanahoria fresca
200 ml. de leche vegetal (avena, almendras, soja...)
90 ml. de aceite de oliva (o aceite de coco)
2 cucharadas de semillas de lino (o de chía) + 4 cucharadas de agua
1 cucharadita de vinagre de manzana

Para el froosting o nata de coco:
2 latas de leche de coco
Pizca de vainilla en polvo
Sirope de ágave (al gusto)




ELABORACIÓN

Lo primero de todo, enfría las latas de coco en el frigorífico con una antelación mínima de 4 horas.

Coloca las semillas de lino en un bol pequeño y añádele 4 cucharadas de agua para que segregen los mucílagos, un tipo de fibra soluble gelatinosa (esto sustituirá al huevo).

En un bol grande, mezcla todos los ingredientes secos: harinas, azúcar, bicarbonato, levadura química, especias y sal. Reserva las nueces para el final.

Añade a la mezcla anterior los líquidos menos el vinagre: leche vegetal, aceite, zanahoria rallada fina y la gelatina que se habrá creado del remojo de las semillas de lino. Incorpora también las nueces picadas y mezcla bien. Por último, añade la cucharadita de vinagre y vuelve a remover.

Vierte la masa de nuestra tarta vegana de zanahoria en dos moldes de igual tamaño (también puedes hacerlo en uno sólo). [El mío es de unos 18 cm. de diámetro y lo hice en 2 tandas. Recuerda enharinar los moldes o forrarlos con papel vegetal para evitar que se adhiera la masa].

Introduce a media altura en el horno precalentado a 180ºC y hornea entre 30-45 minutos hasta que al pinchar con un palillo de madera, éste salga limpio. [El tiempo dependerá del tamaño de nuestro molde y el grosor de nuestro bizcocho de zanahoria].

Una vez esté hecho, saca del horno y pasados unos 3-4 minutos coloca nuestro bizcocho sobre una rejilla para que se enfríe uniformemente.

Para preparar el froosting abre las latas fría de coco. Con cuidado, ves cogiendo cucharadas de la parte blanca que habrá solidificado. Evita coger el agua de coco que se habrá quedado en la parte inferior del bote.

[Dependiendo del porcentaje de coco que lleve nuestra lata, obtendremos más o menos parte blanca. Para ir bien, como mínimo debería de contener el 50% de leche de coco. Según la marca esto varía, así que te aconsejo que leas con anterioridad la etiqueta de cada lata, para así elegir la que mayor concentración lleve].

Coloca nuestra crema de coco en un bol o vaso para montar que habrás enfriado en el congelador. Añade la vainilla en polvo y, con unas varillas de montar, ves dándole hasta obtener una crema espesa o nata. Ves añadiéndole, poco a poco, el sirope de ágave hasta endulzarlo a tu gusto.
[Ten en cuenta que cuanto más ágave le añadamos menos montará la nata ya que al ser líquido, la aligera un poco].
Reserva en la nevera hasta que los bizcochos se hayan enfriado completamente.

[Si te ha salido suficiente grosor en los bizcochos, puedes con un cuchillo de sierra (o de cortar pan) partirlos por la mitad para rellenarlos también. De esta manera te saldrán 4 alturas.
Como en mi caso uno me salió más grueso que el otro, sólo corté una parte. Es por ello, por lo que sólo me han salido 3 pisos].

Coloca sobre una tartera o plato la base de nuestra tarta, y ves alternando capas de bizcocho-nata-bizcocho-nata hasta finalizar con nata. Decora con unas nueces y un poco de zanahoria rallada cruda (sécala con una servilleta de papel para extraer un poco el agua y evitar que se apelmace).

¡A DISFRUTAAAAAAR!


Tarta vegana especiada de zanahoria con nata de coco.


11 comentarios:

  1. Muchísimas felicidades Laura y bienvenida al club de las blogueras piscis (Ester de Quinoa y Wakame también cumplió años el otro día, y yo un día antes que tú) :-)). Te deseo mucha alegría y salud en este nuevo año de vida y que se cumpla al menos uno de tus sueños.
    Tu tarta tiene que estar buenísima, nunca le he echado especias a la tarta de zanahoria, pero la próxima vez que la haga sigo tu receta. Yo también suelo hacer la nata de coco, aunque la que puse en mi tarta de cumpleaños fue una guarrada que se monta rápido. Si quieres un trocito pásate por mi blog (es una tarta de mousse de limón).
    Pues nada que disfrutes mucho!
    Besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rocíooooooo Felicidadeeeeeeesssss!!!!!!!

      Me encanta pertenecer a ese club tan especial: Piscis, bloggera y vegana. Que bien!!!!

      Por cierto, ya he visto tu tarta y... ¡madre mía que pinta más rica!

      Un besazo muy fuerte guapísima!!!!

      Eliminar
  2. ¡¡Pero que guapísimos que estáis!! ¡¡Cómo se os nota la vida veggie!! Y la tarta mmmm ¡¡que pinta!! Lo de la nata de coco me ha conquistado, lo voy a probar. ¡Que bonicos que sois!¡¡Un beso muy grande familia!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Carolina!!!!!! Eres un sol!

      La nata de coco ha sido todo un descubrimiento, pruébala y verás que rica está y lo fácil que es prepararla. ;)

      Besitos!!!!

      Eliminar
  3. Hola! Tengo una enorme consulta. Con que otra harina se puede reenplazar la de espelta?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Debbie! Puedes hacerla con harina de trigo común, pero te recomiendo que sea ecológica, para evitar transgénicos.

      Besitos!

      Eliminar
  4. Hola! Yo tengo otra consulta, cunado dices: "anadir la gelatina que se habrá creado del remojo de las semillas de lino".. entiendo que te refieres a las semillas en si, porque la gelatina que generan va pegada a ellas, es decir, no sabria como separar la semilla del gel que produce.. se echa todo? (semilla con gelatina?)
    Gracias Un Saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!

      Lo has entendido muy bien... igual es que no me explicado lo suficiente y a veces doy cosas por hecho.

      Pero sí, se añade las semillas junto con la gelatina que habrán segregado.

      Espero que te guste! ;)

      Eliminar
  5. Que buena pinta! Te voy a copiar para mi cumpleaños :) una costilla, crees que quedaría bien si cambio el agave por un poco de azúcar de coco o melaza de arroz? Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quería decir cosilla... este corrector!

      Eliminar
    2. Quedará bien, lo único que deberás tener en cuenta es que el azúcar de coco oscurecerá un poco el color de la nata, y si no es muy fino el grano, puede que no se disuelva y se note la textura del azúcar a la hora de masticar.
      Por eso, si esas son las opciones que tienes, te recomiendo mejor la melaza de arroz.

      Gracias a ti, guapísima! Besitos! ;)

      Eliminar

Blogging tips