27/3/15

Pasta con setas shiitake, pesto de rúcula y almendras





Sabroso, sabroso...

Este plato desprende una intensidad de sabor y aroma debido a dos ingredientes que contiene: las setas y el pesto.

Ya os he hablado muchas veces de las propiedades nutritivas y medicinales de este tipo de seta (estimulante del sistema inmune, mejoran la circulación, cura resfriados y disminuye el colesterol en sangre...).
Por otra parte, he hecho una variación de la receta clásica del pesto (albahaca, piñones, ajo y aceite). He introducido rúcula fresca a la preparación reduciendo así la cantidad de albahaca (pero tampoco eliminándola del todo) y un puñado de almendras crudas.

Siempre me gusta variar los ingredientes de este pesto verde. Podéis probar también con nueces, semillas de calabaza, nueces de macadamia... y también usar hojas de espinaca (más suaves), berros, de remolacha, rúcula,...

¡Bueno, espero que os guste! Plato fácil y rápido.





1

Pasta con setas shiitake, pesto de rúcula y almendras


INGREDIENTES (Para 2 personas)

Pasta integral (espaguetti, gnochi, macarrones,...)
1 diente de ajo
4-5 setas shiitake frescas
pimienta negra recién molida
sal marina/Himalaya
1 cucharada de aceite de oliva (de 1ª presión en frío)

Para el pesto:
1 diente de ajo
1 manojo de albahaca fresca
1 manojo de rúcula fresca
1 puñado de almendras (a poder ser sin el pellejo marrón)
Pizca de sal marina/Himalaya
2-3 cucharadas de aceite de oliva (de 1ª presión en frío)


ELABORACIÓN

Cuece la pasta en abuntante agua hirviendo con un poco de sal el tiempo que se indique en su envoltorio. Escurre y reserva.

Para preparar el pesto puedes optar por una picadora, batidora o un mortero (¡a mano! jeje).
Pela el diente de ajo y lamínalo. Añade las almendras, las hojas de rúcula y albahaca bien secas, la sal y tritura hasta obtener una pasta del grosor que a tí te guste. A mí personalmente no me gusta muy fina, ya que me gusta sentir los pequeños trocitos de almendra (pero eso os lo dejo a vuestra elección). Por último, añade las 2-3 cucharadas de aceite y remueve para que se integren bien todos los sabores.

Lamina las setas shiitake junto con el otro diente de ajo, y saltea en una sartén con una cucharada de aceite de oliva. Salpimienta y deja que se doren.

Mezcla a la pasta escurrida y caliente unas cucharadas de pesto y remueve bien. Sirve en los platos con las setas y los ajos doraditos. Añade unos cristales de sal para darle un punto.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogging tips