lunes, 20 de abril de 2015

Crema fría de aguacate, lechuga y limón [Raw Food]

Crema cruda de aguacate, lechuga y limón (Raw food)



Con esta receta crudivegana me gustaría unirme al Green Monday que nos propone Elka desde su blog totalmente recomendable 'Lala Kitchen: Ama, Come, Vive, Brilla'.

Me encanta esta iniciativa que nos anima a hacer de los lunes un día de relax digestivo, tras un fin de semana en el que seguro nos hemos excedido tanto en cantidad de alimentos como de grasas y alimentos procesados-refinados.

Os dejo el enlace a su The Green Monday Manifiesto donde explica detalladamente en qué consiste esta iniciativa y cómo surgió.

La receta de hoy es una crema cruda fría o 'gazpacho verde' que además de ser muy fácil y rápida de preparar contiene una alta cantidad de nutrientes, enzimas y fibra que le aportará a nuestro cuerpo energía extra y bienestar.

¿Te apuntas el lunes que viene a la energía verde?



Crema cruda de aguacate, lechuga y limón (Raw food)


1

Crema fría de aguacate, lechuga y limón [Raw Food]


INGREDIENTES (Para 1-2 personas)


1 aguacate
1 diente de ajo pequeño
6-8 hojas de lechuga (romana, batavia, etc)
el zumo de 1/2 limón
agua fría
1 trocito de jengibre fresco
1 cucharada de aceite de oliva (de 1ª presión en frío)
unas hojas de cebollino (o albahaca, menta, perejil, orégano,..)
pimienta negra recién molida

Para poner encima:
semillas de amapola, de calabaza, de girasol, sésamo,...
brotes de puerros, alfalfa, rábanos,...

ELABORACIÓN

Pon en el vaso de la batidora el aguacate, el ajo pelado, la lechuga el zumo del limón, el jengibre (también lo puedes rallar si quieres), el cebollino y salpimienta. Añade un poco de agua fría y la cucharada de aceite de oliva.

Tritura todo el conjunto hasta conseguir una crema suave. Añade más agua si quieres hacerla de una textura más ligera.

Prueba de sabor y rectifica de sal si es necesario.

Sirve con unas semillas espolvoreadas por encima y unos brotes frescos de puerros.



Crema cruda de aguacate, lechuga y limón (Raw food)

viernes, 17 de abril de 2015

Hamburguesa vegana de lentejas, zanahoria y nueces


 
Esta entrada está dedicada a tod@s l@s que piensan que ser vegan@ es lo mismo que comer aburrido, que no salimos de la lechuga y del tomate.

Bueno, después del desahogo-puntualización (con buen rollo eh?) os comento que en mi casa no pasa una semana que no nos hagamos un bocata con una hamburguesa vegetal porque nos encanta el momento en sí, acompañada de unas patatitas, y si además le pones una salsa barbacoa casera ya es lo más.

La receta de esta hamburguesa vegana es muy sencilla y pese a que es parecida a la que ya tengo subida en el blog (la podéis ver aquí.) me decanto más por esta última versión, ya que las nueces le aportan una profundidad de sabor muy especial.

Si véis que os salen muchas unidades podéis congelarlas (antes de pasarlas por la plancha) sin problemas, así siempre las tendréis disponibles. Tan sólo tendréis que sacarlas del congelador unos 15-30 minutos antes de ponerlas en la plancha.

Está mal que yo misma lo diga, pero... ¡qué ricas que están las hamburguesas de lentejas! ;)

¡Buen fin de semana para tod@s!



 1

Hamburguesa vegana de lentejas, zanahoria y nueces


INGREDIENTES (Para 10-12 unidades)

Para las hamburguesas veganas:
400 gr. de lentejas cocidas (muy bien escurridas)
1 zanahoria
1 diente de ajo
150 gr. de nueces
1 cucharadita de cebolla en polvo
sal marina / Himalaya
pimienta negra recién molida
1 cucharadita de pimentón rojo dulce (a poder ser ahumado)
pizca de cominos molidos

Para el bocata... (Yo he usado estos pero... ¡los ingredientes son libres!):
Pan de hamburguesas, pan integral de semillas, de centeno, especial sin gluten...
1 tomate
Unas láminas de cebolla cruda
1/2 aguacate
Unas hojas de rúcula (berros, brotes de alfalfa, lechuga, espinacas,...)
1/2 cucharadita de mostaza de Dijon
pimienta negra recién molida
pizca de sal



ELABORACIÓN

Pela el diente de ajo y pícalo junto con la zanahoria y las nueces en el vaso de la batidora/picadora/procesadora. Añade 1/3 de las lentejas escurridas y vuelve a triturar el conjunto hasta obtener una pasta.

Coloca en un bol grande el resto de lentejas que no has triturado. Salpimienta y añádele el pimentón, los cominos, la cebolla en polvo. Incorpora la masa triturada y mezcla muy bien todo el conjunto.

Con las manos bien limpias, ves cogiendo porciones de masa formando una bola y posteriormente dándole forma aplastada de hamburguesa (con 1 dedo de grosor bastará).

A lo largo de los años he descubierto que la mejor manera de cocinar hamburguesas, crêpes, etc es en una plancha de hierro fundido. A medida que se va usando los alimentos se cocinan mejor y se pegan menos, con lo cual se utiliza cuanto a penas de aceite. Si no tienes una plancha de éstas lo puedes  hacer perfectamente en una sartén normal con un poco de aceite de oliva.
Dóralas primero por un lado y después por el otro. Ten cuidado al darles la vuelta no se rompan.

A la vez, ves tostando el pan en la plancha también. Monta el bocata poniento primero la mostaza, encima la hamburguesa, la cebolla, la rúcula, el tomate y el aguacate. Salpimienta y cubre con el otro pan. 

También puedes servirlas al plato acompañadas de una buena ensalada, unas patatas fritas caseras y con las salsas que más te gusten (mostaza, tomate, ketchup, veganesa, barbacoa,...).

¡Que aproveche!




miércoles, 15 de abril de 2015

Bolitas crudiveganas de zanahoria y coco [Raw Food]

Bolitas crudiveganas de zanahoria y coco. Raw food.


¡Tenía tantas ganas de subir esta receta!

Me encantan estas bolitas crudiveganas. Son ideales para alguna ocasión especial o simplemente para tener algo dulce que llevarse a la boca.

Si tenéis peques (y no tan peques! jeje) en casa a parte de encantarles son muy nutritivos y sanos, ya que no llevan nada de azúcar. Además, al tener todos los ingredientes crudos, éstos conservan todas sus propiedades y nutrientes al 100%.

Como ya sabréis, las zanahorias son ricas en betacarotenos (provitamina A) que el hígado se encargará de transformar en vit. A.
Ricas también en Calcio, Fósforo y Ácido Fólico.
Además, destacan por su beneficio en la salud de la visión, la cardiovascular y la de la piel. Tienen un índice glucémico bajo y protegen el intestino.

Y si le sumamos la rapidez en la preparación, ya no hay excusas para prepararlas.

¿A qué esperáis?    ;)




Bolitas crudiveganas de zanahoria y coco. Raw food.
Bolitas crudiveganas de zanahoria y coco. Raw food.
1

Bolitas crudiveganas de zanahoria y coco [Raw Food]



INGREDIENTES (para unas 15-18 bolitas)

3 zanahorias
1 taza de coco rallado
5-6 dátiles (dependiendo del tamaño)
1/2 cucharadita de canela en polvo (puedes poner también vainilla en polvo)
pizca de sal marina/Himalaya

Opcional para la cobertura:
Sésamo
Semillas de amapola
Cacao puro en polvo
Pistachos troceados



ELABORACIÓN

Cubre los dátiles con agua en un recipiente y déjalos en remojo durante media hora.

En una picadora/batidora/procesadora tritura el coco rallado hasta conseguir un polvo (más o menos grueso). Añade los dátiles deshuesados, las zanahorias troceadas, la pizca de sal y la canela. Tritura el conjunto hasta obtener una masa homogénea.

Con las manos bien limpias ves cogiendo pequeñas porciones de masa y dale forma de bola, del tamaño de una nuez. Pásalas por coco rallado, o lo que hayas escogido para la cobertura.

Consérvalas en la nevera hasta que las vayas a consumir. Te aguantarán perfectamente unos 4-5 días.



Bolitas crudiveganas de zanahoria y coco. Raw food.